viernes 24 de mayo de 2024
9.9 C
Buenos Aires

SALUD

En 15 años las personas de 80 años o más igualarán a la población activa

El crecimiento poblacional de los ancianos estimado para el 2025, según la cartera sanitaria nacional, será de 13 por ciento.

La población mayor igualará o superará en el 2025 a la población activa, ya que en los últimos 25 años la esperanza de vida se incrementó en 17 años, según datos del Ministerio de Salud de la Nación. “Los países más desarrollados tienen un aumento del promedio de vida superior al resto, y Argentina en este sentido se comporta como un país desarrollado, lo cual es bueno, porque las personas mayores viven más, pero hay que garantizar que lleguen en las mejores condiciones”, dijo el médico Marcelo Álvarez.

El especialista preside el comité ejecutivo de la Primera Jornada de Envejecimiento y Salud, que se realizará mañana en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. En Argentina se estima que, para el 2025, la población de personas de 80 años y más crecerá 13% respecto de la cifra del 2010, acorde a las proyecciones demográficas. Las cifras oficiales dan cuenta de que hay más de 5.000.000 de personas mayores de 60 años y, de estas, cerca de 1.500.000 pasan la barrera de los 75.

El constante aumento de personas mayores es un fenómeno que se produce a nivel mundial y que desde hace 50 años los especialistas vienen anunciando con preocupación, por el desbalance en el plano económico que se produciría si hubiese más población pasiva que activa. En tanto, en el ámbito de la salud, este fenómeno también producirá efectos en el sistema sanitario que aún, según especialistas del área, no se han evaluado.

“Se necesita una mirada diferente, pero que involucre a todos los sectores, desde la familias y la sociedad hasta el Estado”, señaló Álvarez. El especialista recordó que “todos vamos a llegar”, que “es necesario tomar este tema con la mayor responsabilidad”, y planteó la necesidad de que exista “un programa nacional respecto de la prevención y atención primaria de la salud, para evitar que muchas personas tengan dependencia en el futuro”.
 
“Nuestra propuesta es incentivar que Argentina adopte una política de Estado y nos sentemos todos los sectores a conversar y diseñar una política sanitaria”, dijo Álvarez, para quien “no se está previendo esto que se viene, y no se le puede pedir todo al PAMI”. Álvarez aseguró que las universidades como formadoras y capacitadoras de profesionales también tienen que cumplir un rol activo, por lo que propone generar un nuevo espacio para debatir y sugerir políticas públicas. En los fundamentos de esta jornada sobre envejecimiento se especifica que las personas mayores, sobre todo desde los 75 años, se encuentran en un estado de riesgo producido por la fragilidad, fundamentalmente biológica, y vulnerabilidad.

Esta fragilidad “es producto, por un lado, de las condiciones socio sanitarias vinculadas a la dependencia, y por otro, de la falta de una política sanitaria para el sector que contemple un criterio universal de ingreso al sistema de salud”. No obstante, actualmente “se cuenta con un sistema fragmentado de atención, en el que la asistencia pública, la seguridad social y el sistema prepago tienen criterios heterogéneos para la atención de estas cuestiones”.

Uno de los aspectos centrales que se analizarán en el encuentro es el “rol de la Universidad frente a las nuevas demandas de atención en la salud a causa del envejecimiento poblacional”. La jornada comenzará a las 16 y participarán el decano de la facultad, Alfredo Buzzi, el director del Hospital de Clínicas, Ernesto da Rúos, docentes, legisladores y expertos en tercera edad y salud.

Te puede interesar