lunes 22 de julio de 2024
10.6 C
Buenos Aires

SALUD

Advierten sobre los problemas de salud que podrian sufrir los mineros luego de salir a la superficie

Los 33 mineros atrapados en la mina San José, de Copiapó, deberán recibir cuidados especiales de la vista, los dientes y la piel, luego de permanecer más de dos meses sin acceso a la luz solar.

La primera medida que se tomará para que los trabajadores no sufran afecciones en la vista será que usen unos lentes que los protegerán de la luz ultravioleta, mientras sus ojos se adaptan a los rayos del sol.

Liliana Debia, especializada en medicina de desastre y encargada del primer chequeo de salud, explicó al periódico La Tercera que “si bien los mineros están bien preparados para el momento del ascenso, los cuidados de salud deberán continuar para evitar la aparición de ciertos problemas”.

Ese primer chequeo se realizará en una habitación con luz tenue, para seguir protegiendo su vista, y se usarán lágrimas artificiales si sus ojos se resecan al pasar de un ambiente húmedo a uno muy seco.

Asimismo, se constatará la efectividad de las cremas antimicóticas que les enviaron al refugio para controlar la proliferación de hongos en el cuerpo y en las extremidades, producidas por las condiciones de encierro a temperaturas de hasta 30° y con una humedad de 89%.

Si bien en estos meses se sometieron a un lavado frecuente con un cepillo de un solo penacho de cerdas y se han aplicado enjuagues bucales con Clorhexidina, que destruye las bacterias que producen caries, el estado de dientes y encías será unos de los primeros puntos a evaluar.

Luego del rescate, los problemas que pueden surgir están relacionados con la piel, y en este sentido la dermatóloga de Clínica Alemana, Tatiana Riveros, sostuvo que deberán protegerse de la radiación ultravioleta, usando jabones suaves, cremas humectantes, ropa con manga larga, pantalones largos de algodón, sombrero en el día y filtro solar con un factor 50 la primera semana y 30 más tarde.

En cuanto a la alimentación, la nutricionista de la Clínica Alemana, Carolina González, aconsejó que incorporen alimentos de a poco, especialmente las frutas, las verduras y los lácteos.

El consumo de alcohol es otro factor a controlar hasta que se normalicen sus niveles de vitamina B, que es un potente protector del cerebro cuando se bebe.

Otro de los temas, es que los mineros deberán normalizar el ciclo de sueño y vigilia tras un largo encierro sin luz natural, ya que el organismo es muy sensible a los cambios en su ciclo día-noche, que puede generar alteraciones de sueño, depresión e irritabilidad.

De esta manera, los médicos recomendaron que, durante las primeras semanas, eviten estar despiertos hasta la madrugada para ayudar al cuerpo a normalizar su ciclo de sueño-vigilia.

El neurólogo Leonardo Serra, del Centro de Trastornos del Sueño de Clínica Alemana, explicó que para recuperar el ciclo sueño-vigilia se puede indicar melatonina, sustancia que secreta el organismo en forma natural cuando duerme.

Si existe un insomnio mantenido, se puede recurrir a hipnóticos que se usan entre dos y cuatro semanas, con buenos resultados. Además, se recomienda cuidar los hábitos de sueño: acostarse temprano, en una pieza oscura, ventilada y sin TV ni distracciones.

Serra sostuvo que también deberán estar alertas a la aparición de pesadillas después de la primera semana, señal de estrés postraumático, “aunque han estado acompañados entre ellos y comunicados con el exterior”.

Te puede interesar