lunes 20 de mayo de 2024
7.9 C
Buenos Aires

SALUD

La salud en las Fuerzas Armadas

La semana pasada el Ministerio de Defensa anunció la creación de un Comité de Salud Mental y Apoyo Psicosocial para las tres Fuerzas Armadas con el fin de unificar las políticas de salud mental en las mismas. La iniciativa surgió luego de analizar la situación de los veteranos de guerra.

Héctor Moguilevsky, el prestigioso médico a cargo de la Coordinación de Salud y Bienestar de las Fuerzas Armadas, manifestó que la complejidad de los resultados de las indagaciones efectuadas en relación a este tema.

Estas surgieron luego de analizar la situación de los Veteranos de Guerra, que tuvieron una enorme incidencia de trastornos mentales.

Moguilevsky señaló la necesidad de unificar las políticas de salud mental en las tres fuerzas “, no solamente por la experiencia de Malvinas sino también por las numerosas acciones de las tropas argentinas en las Fuerzas de Paz en misiones como las de Haití y Chipre o en situaciones de emergencia en nuestro país o, recientemente en la emergencia producida por el terremoto producido en Chile.

Un equipo especialmente formado por especialistas y veteranos de guerra, coordinado por la licenciada en psicología Florencia Suárez, integran el comité que opera ahora sobre este tema de manera profunda para reformar la política sanitaria aplicada en el sector.

Esta acción de salud mental en un aspecto específico y típico de la vida militar, constituye una de las acciones emprendidas para la modificación de la atrasada estructura de la salud en las Fuerzas Armadas.

Para enfrentar esta problemática, el Ministerio creó en primer lugar la Coordinación mencionada más arriba, que forma parte de la política de acción conjunta en el sector que también en este aspecto estaba ausente de la perspectiva vigente.

En primer lugar, la nueva política construyó un vademécum de medicamentos común para las tres fuerzas, para lograr el uso de medicamentos eficaces y pertinentes, reducir los costos y evitar eventuales actos irregulares en las contrataciones.

La economía de escala del gran conjunto militar permite también
que ahora se trabaje para constituir la Obra Social unificada para el conjunto de las Fuerzas Armadas, aumentando su economía de escala, especializando hospitales, reduciendo superposiciones.

Defensa ha emprendido también acciones para producir reparaciones básicas de las instalaciones sanitarias militares, como la renovación de los ascensores del Hospital Militar Central, de lejos la unidad más grande del sector en las Fuerzas Armadas.

Es evidente que hay situaciones de alto nivel logradas por las Fuerzas Armadas, como por ejemplo, el Hospital Militar Reubicable de la Fuerza Aérea, para utilizar en situaciones de guerra o catástrofes, como lo verifican los casos de Haití y Chile.

Los programas preventivos en temas claves como la anticipación en la detección de las variedades más típicas de cáncer en mujeres y hombres constituyen otro ejemplo de la nueva política sanitaria en las Fuerzas Armadas: conjunta, racional, preventiva y con uso eficaz de los recursos presupuestarios.

Por Jorge Bernetti (Director de Comunicación Social del Ministerio de Defensa)

Te puede interesar