martes 16 de abril de 2024
16.1 C
Buenos Aires

SALUD

Bingos gratis para que los vecinos aprendan de salud

Desde hace 2 años los organiza el personal del Centro de Salud Italo Severino Di Stéfano, del barrio La Estación.

SAN JUAN.-Que de las 80 embarazadas que se atendía mensualmente en el Centro de Salud Italo Severino Di Stéfano, en Rawson, sólo 30 continuarán con los controles médicos necesarios fue el disparador para poner en marcha una estrategia que revirtiera esta situación. El personal organizó una mateada, con bingo gratis incluido. El objetivo: enseñarles a las futuras mamás, entre mates, quintina y cartón lleno, sobre la importancia de los cuidados durente el embarazo. Y los resultados superaron las expectativas. A partir de ese primer encuentro creció a 70 la cantidad de embarazadas que retomaron los controles periódicos. Esta medida comenzó a aplicarse hace dos años, promovida por Gabriela Gutiérrez, la médica de familia que ese año asumió la dirección del lugar.

Promover la salud y educar en medidas preventivas son las razones básicas por las que el personal del Centro de Salud Di Stéfano continua con las mateadas y bingos para vecinos. Y comprando, con dinero de su propio bolsillos, los regalos para premiar a quienes logran una quintina o un cartón lleno. Los cartones para participar del juego son gratuitos y confeccionados para enseñar.

“Para el bingo no sacamos número, sino papelitos que tienen preguntas numeradas como a qué edad hay que vacunar a los niños contra el sarampión, cómo prevenir la gripe A, entre otras -explicó Grabriela Gutiérrez-. Por cada respuesta correcta se va señalando el casillero correspondiente en el cartón hasta lograr completar una hilera o llenarlo por completo. Los premios no son plata ni regalos costosos, pero los ganadores los reciben entusiasmados”.

La médica contó que se recurrió al mate y a este juego de azar para convocar a los vecinos, ante que a cursos o talleres de educación para la salud, por tres motivos fundamentales: una mateada es sinónimo de compartir buenos momentos con gente de diferente clase social, religión e ideología, el bingo representa la posibilidad de ganarse algo por más insignificante que sea, y ambas actividades tienen un público masivo.

“Con esta estrategia hemos logrado que la comunidad se integre al centro, ahora las mujeres vienen a pedir información sobre control de la natalidad y participan de otros encuentros donde tocamos temas como la higiene, la pediculosis, la alimentación -contó la directora del centro-. Incluso algunas llegan a pedir ayuda y asesoramiento para terminar con la violencia familiar de la que son víctimas. Realmente ha sido un éxito: hasta los vecinos aportan regalos para entregar como premio”.

Según anunció la médica, el próximo bingo será el 23 de octubre en el CIC de Villa Krause. Es que al evento concurren más de 100 personas y el Centro de Salud Italo Severino Di Stéfano quedó chico.

de Fabiana Juárez

Te puede interesar