jueves 18 de abril de 2024
19.3 C
Buenos Aires

AMBIENTE

Continúan salvando pingüinos empetrolados en Chubut

El sábado 18 de septiembre se inició el lavado de los primeros cinco pingüinos, seleccionados en función de su grado de recuperación física. La Fundación Patagonia natural informó que al día de la fecha ya son 33 los individuos lavados con éxito y que comenzarán a ser rehabilitados en piletas.

La Fundación Patagonia Natural, ONG que colaboró en la recepción de los primeros casos de pingüinos empetrolados encontrados, y que continúa colaborando en las tareas de rehabilitación del Centro de Rescate montado en Rawson, informa que hasta el día de la fecha, martes 28 de septiembre, el proceso de lavado del primer grupo de 33 ejemplares empetrolados fue llevado a cabo con éxito, y que se ha iniciado la etapa de rehabilitación en piletas.

Los ejemplares en tratamiento suman 174, los cuales  continuarán siendo hidratados y alimentados con pescado fresco por los profesionales de la Dirección de Fauna y Flora Silvestre y del Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable, organismos que están a cargo de la recuperación; y con el apoyo de FPN, del Municipio de Rawson y de los grupos de voluntarios locales.
 
Un dato alentador es que se ha frenado el ingreso de animales afectados. Desde mediados de la semana pasada ya no se han reportado más casos, aunque el estado de alerta en la provincia del Chubut sigue vigente y se espera, para el fin de semana, el reporte de los Guardafaunas provinciales, respecto al hallazgo de nuevas aves afectadas en la costa.
 
 
El proceso de rehabilitación de un ave empetrolada es complejo y delicado, y dura alrededor de un mes, dependiendo del grado de deterioro físico que presente y de la eficacia de los tratamientos que se apliquen.
 
Puntualmente, el lavado de pingüinos empetrolados consiste en aplicar un tratamiento intenso con detergente disuelto en agua dulce a 40° C, frotando el plumaje en forma manual y con el uso de cepillos en las zonas de plumaje más corto (cabeza, patas y aletas) hasta retirar todo el petróleo, y luego en un enjuague a fondo con abundante agua dulce tibia a presión (mediante el uso de bombas centrífugas). En general este “lavado” se realiza por única vez en la mayoría de las aves tratadas, aunque puede ser necesario repetirlo en las aves más afectadas. Luego, se procede al secado con lámparas y secadores eléctricos.
 
Una vez que el plumaje está limpio y seco, se procede a la etapa final de rehabilitación, durante la cual los pingüinos son introducidos en piletas de agua dulce para que naden y así vayan recuperando la impermeabilidad natural de su plumaje. Esta etapa final puede durar más de una semana, y necesita de controles diarios para establecer el grado de recuperación.

Te puede interesar