viernes 24 de mayo de 2024
10.5 C
Buenos Aires

SALUD

Juan Manzur aseguró que el Chagas se previene y se cura, si es detectado a tiempo

El ministro de Salud, Juan Manzur, junto a Lino Barañao, abrió hoy en Buenos Aires un encuentro científico técnico previo al relanzamiento del plan para la prevención y tratamiento del Chagas. Dijo que si se detecta a tiempo, el mal puede prevenirse y curarse.

BUENOS AIRES.- Los ministros de Salud, Juan Manzur y de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, inauguraron un Seminario de Actualización Científico-Técnico sobre la Enfermedad de Chagas en Argentina. “Si hacemos las cosas bien y detectamos la enfermedad en forma temprana, especialmente en los niños, el Chagas no sólo se previene si no que también se cura”, expresó el jefe de la cartera sanitaria.

“La meta final es que no haya más enfermos de Chagas en la Argentina, pero para esto nos falta todavía recorrer un camino y realizar acciones en lugares como el noroeste y noreste del país”, dijo el ministro.

El funcionario puntualizó que la problemática del Chagas se extendió a otras provincias donde no es frecuente la enfermedad, debido a los desplazamientos de personas.

“Traigo el acompañamiento de todos los ministros de Salud del país, a quienes les presenté este desafío, para evaluar junto a los que más saben, la situación del Chagas y coordinar acciones tendientes a su erradicación”, expresó el ministro. Manzur reconoció “la tarea titánica que se viene realizando en la temática”.

Por eso, el funcionario mostró optimista y dijo tener una “profunda sensación de futuro”, ya que señaló, “estamos a punto de poder concluir una etapa que comenzó hace 50 años. Nos falta poco, estamos en el buen camino y tenemos la mejor gente en el país para lograr la meta que nos proponemos”.

En tanto, Barañao destacó los trabajos de investigación vinculados al Chagas que ha realizado la cartera a su cargo y celebró la creación de un “ámbito de diálogo” con el objetivo de erradicar la enfermedad.

“Desde mi ministerio, se han apoyado investigaciones básicas sobre la bioquímica del parásito, de comportamiento, de secuenciación de genomas tanto del parásito como del vector. Es decir, una cantidad muy grande de información que permitiría adoptar medidas concretas para paliar y erradicar el Chagas”, sostuvo el ministro.

Por su parte, la presidenta de la Fundación Mundo Sano, Silvia Gold, puso a disposición el trabajo que “desde hace muchos años venimos desarrollando”. Precisó que “se trata de modelos de intervención eficaces a partir del trabajo de campo y la investigación aplicada que acompañe la iniciativa de los gobiernos municipales, provinciales y nacionales”.

Agregó que “tenemos experiencias referidas al uso de insecticidas para compartir, investigación en prevalencia serológica, en medidas económicas de cuánto cuesta una intervención. Es decir, el objetivo nuestro es generar conocimiento y ponerlo a disposición del sistema”.

La Fundación Mundo Sano es una institución sin fines de lucro que se dedica a la investigación de las denominadas enfermedades desatendidas o de la pobreza.

Cuenta con sedes en el interior del país en las que desarrolla acciones de investigación científica asociadas a la intervención social concreta en los diferentes territorios.

Creada en 1993, tiene como objetivo promover el acceso equitativo a la salud de las poblaciones expuestas a enfermedades evitables, fomentando la investigación y el desarrollo de políticas estratégicas que produzcan transformaciones en la calidad de vida de las comunidades afectadas.

Tras el acto de apertura, el director de Enfermedades Transmisibles por Vectores del ministerio de Salud, Sergio Sosa Estani, ofreció una exposición sobre el estado de situación en el país y dio detalles de las acciones enmarcadas en el Programa Nacional de Chagas, que implementa la cartera.

El funcionario explicó que las tareas esenciales para combatir el Chagas son la vigilancia y el control de la vinchuca -el insecto que transmite el parásito que causa la enfermedad-; el diagnóstico y tratamiento tanto de la infección congénita como de los menores de 15 años; el mejoramiento de las unidades domiciliarias, principalmente las viviendas rancho, y el control de donantes de sangre y órganos.

Las metas
Entre las metas a alcanzar con la implementación del Plan Federal de Salud (2010-2016), Sosa Estani mencionó el control de la transmisión congénita de la enfermedad.

Dijo que actualmente se registran unas 300 notificaciones por año sobre un total estimado de 1.300 casos y señaló que para 2014 el objetivo es alcanzar el 95 % del total. En tanto, en 2016 se pretende incrementar el control de la transmisión congénita hasta llegar al 100 % de cobertura.

En cuanto al acceso al tratamiento, precisó que este año se han contabilizado 800 y que para 2014 se pretende incrementar un 70 % el diagnóstico y tratamiento de niños al ingreso escolar primario y secundario en las provincias de mediano riesgo que ya hayan alcanzado la interrupción vectorial, para alcanzar el 95 % en 2016.

Además, mencionó entre los objetivos mantener la interrupción de la transmisión transfusional del Chagas en el 100 % de las donaciones.

 

Te puede interesar