jueves 30 de mayo de 2024
13.2 C
Buenos Aires

SALUD

Lo que las uñas nos dicen

Las UÑAS constituyen un tipo de piel modificado formado por queratina, un tipo de proteína fibrosa muy resistente. A igual que el resto de nuestro cuerpo, las uñas enferman y son un fiel reflejo de nuestro estado de salud.

Las uñas son partes vivas de nuestro organismo que se encuentran al final de los dedos de las manos y de los pies y experimentan un crecimiento medio de 0,1 cm diarios, siendo el crecimiento de las uñas de las manos más rápido que el de los pies.

Las principales partes de la uña son:
– La matriz: También llamada raíz, es la parte situada debajo de la piel por donde la uña crece.
– La cutícula: Constituida por la parte de la piel que rodea a la uña.
– La lúnula : Es la parte de color más blanco situada en la base de la uña.
– El plato ungueal: Es la parte visible de la uña, lo que realmente se conoce como uña.
– El lecho ungueal: La parte de la piel donde se apoya la uña

Al igual que el resto del cuerpo, las uñas enferman. La salud de las uñas es un fiel reflejo de la salud del cuerpo en general, así, por ejemplo, cuando las uñas se presentan con una coloración amarilla, seguramente nos estarán indicando que el hígado no funciona demasiado bien. Además de estas manifestaciones, las uñas, como el resto de la piel, sufren las agresiones del medio exterior y requieren un cuidado adecuado para que no presenten un mal estado.
La salud de las uñas es, una cuestión de estética y una cuestión médica pues las uñas tienen la función de proteger las yemas de los dedos de las manos y de los pies y ayudar a las manos a coger objetos con mayor facilidad.

SÍNTOMAS: estrías horizontales, estrías verticales, manchas amarillas, manchas blancas, uñas frágiles, hongos, uñas hundidas, etc.

CAUSAS:
Las principales causas que producen enfermedades en las uñas son las siguientes:
– Enfermedades físicas. Como habíamos mencionado antes, las uñas muestran en su aspecto los resultados de enfermedades corporales. Por ejemplo:
– Uñas de color azul suelen indicar una mala circulación sanguínea o problemas de oxigenación debido a enfermedades como el asma.
– Uñas amarillentas nos delatan un hígado en malas condiciones o la presencia de algún hongo.
– Cuando son frágiles, suelen mostrar problemas de reumatismo o mala salud en general.
– Cuando presentan surcos pueden indicar falta de vitamina B.
– Cuando falta de vitamina C, hay tendencia a tener padastros
– Etc.

– Alimentación : Las carencias de vitaminas, minerales y proteínas producen muchos problemas de salud en las uñas. Esta comprobado que la falta de hierro genera uñas frágiles, la falta de biotina – vitamina H – produce uñas de escaso grosor que se rompen con facilidad. La vitaminas A, B y C, el ácido fólico , el calcio, el cinc o el yodo son necesarios para mantenerlas en perfecto estado.

– Agresiones exteriores: El contacto de las uñas con productos químicos – detergentes, productos de limpieza en general
-, un contacto prolongado con el agua o con productos muy secos y absorbentes
– papel, tiza, etc.
– puede conducir a una sequedad excesiva de las uñas al eliminar o absorber la grasa natural que las protege. Además las uñas están situadas en el extremo de los dedos, por lo que fácilmente pueden recibir golpes o pisotones que producen lesiones en las mismas.

TRATAMIENTO:
El cuidado de las uñas indica una preocupación por el aseo personal de manera que unas uñas limpias, sanas y con una buena manicura resultan atractivas y constituyen una preocupación constante en la mayoría de las mujeres y, afortunadamente cada día más, en los hombres.
Muchos de los problemas corporales tienen su reflejo en las uñas. Así la persona que se las muerde suele tener un carácter nervioso. Igualmente las uñas arrugadas, quebradas o con un color feo indican en muchas ocasiones que existe alguna enfermedad corporal subyacente.

 

Te puede interesar