lunes 20 de mayo de 2024
8.4 C
Buenos Aires

SALUD

Inician capacitación para diagnosticar casos de Chagas en la Provincia de Buenos Aires

La dirección de Medicina Preventiva del ministerio de Salud organizó una reunión de trabajo con epidemiólogos de Regiones Sanitarias del primer y segundo cordón del Conurbano para diagnosticar y tratar la enfermedad. A partir de ahora se comenzará a coordinar con los municipios jornadas de capacitación dirigidas al equipo de salud en técnicas de laboratorio.

La dirección de Medicina Preventiva del ministerio de Salud provincial realizó ayer una reunión de trabajo con epidemiólogos de Regiones Sanitarias del primer y segundo cordón del Conurbano, para coordinar acciones de detección temprana y tratamiento del Chagas Congénito en el marco del Programa Provincial de Control de esa enfermedad.

A partir de ahora se comenzará a coordinar con los municipios jornadas de capacitación dirigidas al equipo de salud en técnicas de laboratorio que permitan diagnosticar esta enfermedad que es transmitida a la personas a través de la vinchuca pero que también puede contagiarse de madre a hijo durante el embarazo.

La necesidad de aplicar medidas para combatir esta enfermedad en la provincia surgió a raíz de una encuesta perinatal realizada en 2008 por el Programa Materno Infantil del Ministerio de Salud provincial sobre más de 9.000 embarazadas y que arrojó el primer dato certero que existe en la provincia sobre Chagas congénito: 151 mujeres (el 1,62 por ciento de total) dieron positivo a la enfermedad.

En rigor, los casos detectados en la provincia de Buenos Aires son producto de las migraciones de miles de personas que llegan desde las provincias del norte y países limítrofes como Bolivia y Paraguay, donde la enfermedad es endémica.

“Estamos trabajando en el protocolo de acciones propuesto por la Organización Panamericana de la Salud para certificar ante este organismo que la Provincia de Buenos Aires se encuentra libre de vinchucas, el vector del Chagas”, adelantó el ministro de Salud provincial Alejandro Collia.

La enfermedad de Chagas afecta a entre 2,5 y 3 millones de personas en el país y se estima que por ella mueren al año en el mundo entre 25 mil y 50 mil hombres y mujeres.

El Chagas suele describirse como una enfermedad “silenciosa” ya que quienes lo padecen no presentan síntomas inmediatos, pero está comprobado científicamente que se puede curar por completo si es detectada en una fase temprana, es decir, antes de los 14 años.

Hasta los 40 años una personas infectada por Chagas puede no experimentar síntomas, pero los riesgos están latentes y puede derivar más adelante en complicaciones cardíacas y del aparato digestivo. Pueden llegar incluso a la muerte súbita.

Las vinchucas son el vector de la Enfermedad de Chagas. Se infectan al alimentarse con sangre de personas o animales que padecen el mal. Cuando la vinchuca chupa la sangre efectúa deposiciones sobre la piel de las personas que contienen el Trypanosoma Cruzi (parásito causante de la enfermedad).

“El escozor producido por la picadura induce al individuo a rascarse la zona afectada. Las uñas provocan lesiones en la piel y esto permite el ingreso de los parásitos al organismo”, explicó Luis Crovetto, director provincial de Medicina Preventiva. A cien años de su descubrimiento, la Enfermedad de Chagas es la principal causa de muerte cardiovascular en los países de Latinoamérica.

Durante el encuentro de esta mañana, además de Crovetto estuvieron presentes los referentes de Zoonosis Urbanas, de las Regiones Sanitarios del Conurbano, además de representantes de la Direccion Provincial de Hospitales, de la dirección de Epidemiología y de programas de la cartera sanitaria de la cartera sanitaria provincial.
 

Te puede interesar