jueves 30 de mayo de 2024
13.2 C
Buenos Aires

SALUD

Identificados 4 tipos del virus del papiloma

El cáncer de cuello de útero está causado por 12 de los 120 tipos de virus del papiloma humano (VPH) que infectan de forma recurrente a mujeres y hombres de todo el mundo. Es el segundo tumor maligno más extendido entre las mujeres, después del de mama.

Las vacunas que desde hace dos años se administran a las niñas de 11 a 12 años (en Catalunya) o de 13 a 14 (en el resto de España) previenen de forma directa contra dos tipos del VPH -16 y 18- e, indirectamente, contra otros dos -31 y 45-, pero no actúan frente al resto. Un equipo de investigadores del Institut Català d’Oncologia (ICO) ha identificado cuatro nuevos tipos del VPH -33, 35, 52 y 58-, que, como los ya conocidos, intervienen en el 91% de infecciones víricas que causan cáncer de cuello de útero.

El hallazgo, que hoy publica la revista científica The Lancet Oncology, facilitará el futuro diagnóstico de los VPH más peligrosos, y perfeccionará, en nuevos prototipos, las limitaciones de la actual vacuna. Una consecuencia de la parcial protección que ofrecen dichas vacunas -las más costosas entre las que financia la sanidad pública- es la conveniencia de que las mujeres vacunadas mantengan los controles tradicionales diseñados para evitar esa forma de cáncer: análisis periódico de células de la mucosa vaginal y uso del preservativo al mantener relaciones sexuales sin salubridad.

La investigación del ICO ha sido dirigida por la doctora Silvia de Sanjosé, especialista en infecciones y cáncer. El trabajo ha analizado la historia clínica de más de 10.000 enfermas de cáncer de cuello de útero, diagnosticados en los últimos 60 años en 38 países. Este tipo de tumor es muy frecuente en zonas de extrema pobreza. Los países sin recursos acumulan el 80% de los diagnósticos anuales de cáncer de cuello de útero, considerado una enfermedad característica de las profesionales del sexo de los países peor dotados de sistemas de salud: Haití y Nicaragua encabezan las cifras de afectadas. Los epidemiólogos calculan que en el 2010 habrán muerto 328.000 personas por esta causa.

POLÉMICA / El hallazgo del ICO podría reabrir la polémica que en su día propició la parcial protección que ofrece la vacuna comercializada en España y adquirida por las administracions sanitarias. Al preventivo, cuya dosis cuesta 340 euros, se le atribuyeron recurrentes efectos secundarios, no siempre advertidos en los prospectos del preparado. La opinión de familias y pediatras permanece dividida entre partidarios y detractores de vacunar sistemáticamente, cada año, a las niñas cuando alcanzan las edades citadas.

Los defensores del fármaco argumentan que, dado que cuenta con financiación pública y ofrece cierta protección frente al VPH, conviene administrarlo a las niñas. Los detractores apuntan que la escasa garantía que la vacuna ofrece frente a la mayoría de tipos del VPH, sumada a la reacción que puede causar en las receptoras, hace poco aconsejable la prevención. El fármaco se ofrece desde las escuelas, que informan por carta a las familias del momento que conviene administrarlo.

Te puede interesar