martes 16 de abril de 2024
15.7 C
Buenos Aires

SALUD

Los tres poderes de la Provincia debatieron Ley de Salud Mental

El objetivo es garantizar el acceso universal a la asistencia. El jefe de gabinete del ministerio de Salud provincial, Pablo Garrido, participó ayer de la presentación de un proyecto de ley de Salud Mental, que se llevó a cabo en el edificio anexo de la Legislatura.

LA PLATA.- El 20 por ciento de la población padece algún tipo de problema en su salud mental. Los trastornos de ansiedad, la depresión y la bipolaridad son los principales motivos de consulta en los 42 servicios especializados en esta problemática que funcionan en hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires.

Para debatir el tratamiento de esas y otras patologías psiquiátricas en el sistema público de salud, el jefe de gabinete del ministerio de Salud provincial, Pablo Garrido, participó ayer de la presentación de un proyecto de ley de Salud Mental, que se llevó a cabo en el edificio anexo de la Legislatura.

El encuentro formó parte de las actividades organizadas por la cartera sanitaria provincial en el marco de la “Semana de la Salud Mental” que se inició el 10 y se extenderá hasta el 17 de este mes.

El proyecto de ley, que lleva la firma de la diputada Sandra Cruz, hace eje en la necesidad de garantizar el acceso al sistema de salud de las personas con problemas mentales, con especial énfasis en las que carecen de cobertura de obra social.

“Al mismo tiempo, el proyecto busca generar estrategias de deshospitalización para evitar largas internaciones en hospitales psiquiátricos en favor de tratamientos ambulatorios, que permitan al paciente tratarse y recuperarse en el ámbito que le es familiar, evitando el aislamiento y la pérdida de habilidades que generan los psiquiátricos en sus formas más tradicionales”, detalló Garrido.

De la presentación participó además, la Procuradora General de la Suprema Corte, María del Carmen Falbo; el director nacional de Salud Mental y Adicciones, Yago Dinella; el director de Salud Mental del ministerio de Salud provincial, Aníbal Areco, además de legisladores provinciales y representantes del poder Judicial.

El ministro de Salud provincial Alejandro Collia explicó hoy que durante la Semana de la Salud Mental “vamos a abordar el trabajo en esta especialidad con énfasis en la creación de dispositivos comunitarios que permitan asistir a los pacientes en forma ambulatoria, cerca de su entorno afectivo evitando, en la medida de los posible, las internaciones en hospitales psiquiátricos”.

SUICIDO ADOLESCENTE
En la semana de la Salud Mental, el ministerio de Salud presentó un estudio a cargo de tres servicios de hospitales públicos de la Provincia de Buenos Aires que relevó, durante dos años, 539 consultas por intentos de suicidio en adolescentes. Según la investigación, el trastorno bipolar y la depresión fueron las principales causa de intentos.

El estudio se llevó a cabo durante 2007 y 2008 en los servicios de Salud Mental de los hospitales Lucio Meléndez de Adrogué, Evita de Lanús y Santamarina de Esteban Echeverría y fue premiado el mes pasado en el marco del XII Congreso Nacional de Neuropsicología. El trabajo lleva la firma de los especialistas Roberto Cabrera, del Santamarina, Silvia Bortz, del Evita y Juan José Fernández del Meléndez.

La investigación puso de manifiesto la alta vulnerabilidad de los adolescentes y demostró que el mayor número de intentos de suicidio se registró en la franja de edad que va desde los 17 hasta los 21 años.

El trastorno bipolar figura como principal causa con el 50 por ciento, seguido por la depresión y los trastornos de ansiedad, con una proporción similar de casos femeninos y masculinos, levemente superior entre pacientes mujeres (52 por ciento de los casos).

La muestra relevó además, que el método más frecuentemente utilizado fue la intoxicación con psicofármacos, seguido por la autoagresión con armas blancas y el intento de ahorcamiento.

“En los adolescentes se produce una crisis de desarrollo con componentes hormonales, físicos y emocionales que les genera mucho miedo y desconcierto y que, por lo tanto, los hace mucho más vulnerables”, detalló Silvia Bortz, jefa del servicio de Salud Mental del hospital provincial Evita de Lanús.

Los especialistas agregaron que el desencadenamiento de las patologías psiquiátricas como la esquizofrenia, los trastornos de personalidad, la bipolaridad o la depresión suelen ocurrir durante la adolescencia, “y esto suele verse exacerbado en un contexto de ausencia o falta de contención en el núcleo familiar al que suele sumarse el consumo de sustancias psicoactivas”.

Por su parte, Juan José Fernández, especialista en psiquiatría infanto juvenil del hospital provincial Meléndez de Adrogué agregó que “los intentos de suicidio se registran en todas las clases sociales”, e hizo hincapié en el rol de la escuela en materia de prevención.

En la Región Sanitaria VI, donde se efectuó el trabajo de investigación, el ministerio de Salud provincial conformó, en los últimos dos años, el Equipo Regional de Intervención Comunitaria, consistente en la implementación de equipos de salud mental en salas sanitarias barriales, a fin de mejorar el acceso la atención psicológica y psiquiátrica y descomprimir el trabajo en hospitales.
 

Te puede interesar