domingo 14 de julio de 2024
5.2 C
Buenos Aires

SALUD

Una única clase de anticuerpos podría tratar psoriasis, inflamación ocular y artritis

Tres enfermedades muy diferentes, la psoriasis, la uveitis y la artritis, pueden tratarse con el mismo anticuerpo que bloquea la inflamación, según un estudio de los Institutos de Investigación Biomédica de Novartis en Basilea (Suiza) en 60 pacientes. En el estudio, que se publica en la revista ‘Science Translational Medicine’, ha participado Juan Jesús Gómez Reino de la Universidad de Santiago de Compostela.  

Los descubrimientos apuntan a que el anticuerpo, llamado secukinumab, es un tratamiento seguro y eficaz para los pacientes que sufren de una variedad de enfermedades que implican inflamación.

La mayoría de las personas han experimentado el típico enrojecimiento, hinchazón y dolor asociados con la principal defensa del organismo ante la infección y las lesiones. Sin embargo, en algunas personas el sistema inmune utiliza la inflamación para defenderse de las células del propio organismo y ataca a los tejidos, causando una variedad de enfermedades autoinmunes. La hinchazón de las articulaciones en las manos y pies o artritis reumatoide, la inflamación ocular o uveitis y trastornos de la piel como la psoriasis tienen todos un componente autoinmune.

Las proteínas llamadas citoquinas dirigen la inflamación y la citoquina IL-17A es la principal sospechosa en las enfermedades inflamatorias, aunque se desconozca su papel exacto. 

Los investigadores, dirigidos por Wolfgang Hueber, utilizaron anticuerpos para combatir con la IL-17A en 60 pacientes con artritis reumatoide, psoriasis o uveitis. Los científicos descubrieron una mejoría en los tres grupos de pacientes tras el tratamiento. 

Los resultados mostraron una menor cantidad de parches de piel escamosos y una menor producción de proteínas inflamatorias en los pacientes con psoriasis; las articulaciones de los pacientes con artritis reumatoide estaban menos inflamadas; y en el caso de aquellos con uveitis, se redujo la inflamación ocular y se produjo cierta mejora en la visión.

Los autores afirman que estos resultados son el punto de partida para ensayos clínicos de mayor tamaño con secukinumab como un posible tratamiento para las enfermedades inflamatorias.

 

Te puede interesar