viernes 24 de mayo de 2024
10.5 C
Buenos Aires

SALUD

El sobrepeso y la falta de actividad física afectan a la salud bucal

La obesidad y la falta de actividad física generan múltiples y conocidos problemas de salud, como la diabetes tipo 2 y las afecciones cardiovasculares. Pero resulta que una víctima inesperada de esta condición es la boca, es decir los dientes y encías.

Una investigación realizada por la Universidad de Florida (Estados Unidos) encontró que la salud general y la salud bucal están íntimamente relacionadas, por lo cual las personas que quieren mantener dientes fuertes deben lograr un peso adecuado y hacer actividad física. Las conclusiones fueron publicadas en el Journal of Periodontology.

Samuel Low, el autor principal, explicó que la mala salud general aumenta especialmente el riesgo de desarrollar la periodontitis, una patología inflamatoria crónica de las encías y de los ligamentos y huesos que sostienen a los dientes. Esta enfermedad constituye la principal causa de pérdida de dientes en los adultos, ya que cuando se debilitan los tejidos que rodean a los dientes estos se aflojan y caen. Y para colmo de males, diversas investigaciones indican que la periodontitis se asocia a la enfermedad cardíaca, la diabetes y la artritis reumatoide.

DIENTES SANOS EN CUERPO SANO
Para llegar a sus conclusiones los autores calcularon el porcentaje de grasa corporal, el índice de masa corporal (IMC) y el máximo consumo de oxígeno en un grupo de voluntarios. El IMC relaciona el peso con la altura y sirve para diagnosticar el sobrepeso y la obesidad, mientras que el máximo consumo de oxígeno identifica el estado físico de las personas.

Low comparó estos datos con la salud dental de los participantes, y especialmente con la presencia y gravedad de la periodontitis. El especialista encontró que las personas con mejor IMC, menos grasa y mayor estado físico tenían un riesgo mucho menor de desarrollar una periodontitis.

Las investigaciones continúan demostrando la relación entre la salud general y bucal. El control del peso y el buen estado físico contribuyen al bienestar como un todo, y ahora consideramos que también disminuyen el riesgo de desarrollar la periodontitis. Como la periodontitis se relaciona con enfermedades como la diabetes y los problemas cardiovasculares, nuestra investigación brinda aún más razones para cuidarnos a través de la dieta y el ejercicio, concluyó Low.

 

Te puede interesar