viernes 24 de mayo de 2024
10.5 C
Buenos Aires

SALUD

Nuevo tratamiento en Neurofisiología Clínica

Se trata de la electroestimulación del nervio tibial, una novedosa técnica minimamente invasiva para las disfunciones urológicas y evacuatorias. El Clínicas es el único hospital universitario que realiza esta moderna técnica.

BUENOS AIRES.- La División Neurofisiología Clínica del Hospital de Clínicas ha comenzado a realizar un novedoso tratamiento para las diversas disfunciones urinarias y evacuatorias. El mismo consiste en la electro-estimulación del nervio tibial posterior.
  
Al respecto, la doctora Alicia Bertotti, jefa de dicha División, explica que esta técnica “consiste en la administración de estímulos eléctricos cortos, mediante electrodos de superficie,  localizados en partes precisas del cuerpo, con el fin de modificar ciertos mecanismos fisiológicos que han sido alterados ante la presencia de una determinada enfermedad”.
  
Esta técnica tiene una similitud con los procesos de acupuntura que se realizan en la medicina oriental. “Se trata de un proceso parecido al utilizado en la Medicina Tradicional China, donde a través de la punción de determinadas zonas corporales se logran  mejorías en la salud de las personas”, puntualiza la especialista.
  
El tratamiento se encuentra indicado para los cuadros de vejiga hiperactiva, aumento de la frecuencia urinaria,  urgencia miccional, retención urinaria no obstructiva, dolor vesical, dolor pelviano crónico, incontinencia fecal y constipación, entre otros.
    
“La electro-estimulación del nervio tibial posterior como forma terapéutica tiene grandes ventajas. Es altamente efectiva, muy sencilla de llevar a cabo, de fácil aplicación, bien tolerada por los pacientes, es una técnica minimamente invasiva y muy accesible desde el punto de vista económico”, puntualiza Bertotti.
    
Las sesiones de electroestimulación tienen una duración promedio de 20 minutos y se aplican una vez por semana. Las cifras indican que el 60% de los pacientes tratados mediante electroestimulación han obtenidos resultados altamente positivos.
  
“Todos nuestros pacientes serán evaluados con una  adecuada historia clínica que comprende una evaluación miccional completa, la frecuencia de cada episodio voluntario o involuntario, y la severidad en el grado de urgencia en el deseo de orinar. Asimismo, se  evaluará la calidad de vida de cada uno de ellos al principio y al final del tratamiento”, señala.
    
Este tratamiento se hizo posible gracias a una donación del Congreso Internacional de Medicina del Hospital de Clínicas. “Contar con esta tecnología como esta en un hospital como el Clínicas es un orgullo. Nos permite brindar una atención de excelencia y mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes”.
 

Te puede interesar