martes 23 de abril de 2024
17.6 C
Buenos Aires

SALUD

Hipertensión, tabaco y drogas, una peligrosa mezcla para el cerebro

Especialistas aseguran que fuman tener una vida sedentaria y tener la presión alta triplican las chances de padecer una enfermedad.. Junto al consumo excesivo de alcohol, el uso de drogas ilícitas, todos factores controlables, son causa de ACV en menores de 50 años.

Desde los 45 años una persona tiene mayor riego o predisposición para sufrir un ACV, aunque un grupo etario que viene sufriendo estas enfermedades es el de menores de 50 años.

En el 80% de los casos sucede por la obstrucción de una arteria cerebral y en el 20% por la ruptura de una arteria en el cerebro. Según un estudio en Argentina se registran entre 120 mil y 180 mil casos al año. El 25% son recurrentes

El ACV es el resultado de varios factores como lo es la hipertensión arterial, que se puede controlar con una dieta baja en sodio, actividad física y medicación, si se necesita.

“Hoy sabemos, además, que el tabaco, el alcohol y las drogas son un factor de riesgo independiente de la enfermedad de la carótida. Si un paciente presenta uno de estos factores y le suma otro, la combinación hace que se potencien”, explicó Raúl Carlos Rey, jefe del sector de enfermedades cerebrovasculares del Hospital Ramos Mejía, a un matutino porteño.

El consumo de cigarrillos aumenta entre un 50% y un 70% la posibilidad de sufrir un ACV, como así también las drogas y el alcohol en gran cantidad.

Los síntomas más comunes para poder detectar un ACV a tiempo es dolor de cabeza intenso, dificultad para hablar, pérdida del equilibrio y adormecimiento de un brazo o pierna. Y lo que ha que tener en cuenta siempre es que la enfermedad no tiene tiempo y en el caso de tener sospechas es mejor siempre hacer una consulta porque cada minuto que pasa, la persona que está sufriendo un ACV mueren 2 millones de nueronas.

Evitarlo es tan fácil como controlar periódicamente la presión arterial, no fumar y hacer ejercicio físico.

 

Te puede interesar