lunes 20 de mayo de 2024
7.9 C
Buenos Aires

SALUD

Estados Unidos autoriza la primera pastilla para la Esclerosis Múltiple

La FDA, la Agencia Americana del Medicamento, ha aprobado la comercialización del primer tratamiento oral para las formas recurrentes de la esclerosis múltiple. Por primera vez, los pacientes podrán cambiar las molestas inyecciones por pastillas.

De momento, Europa no ha autorizado la llegada a las farmacias del fármaco de Novartis. La autorización en Estados Unidos se produce después de que los ensayos clínicos realizados hayan demostrado que el fármaco , en dosis diarias de 0, 5 miligramos, reduce la frecuencia de las recaídas y la reactivación de la enfermedad, al tiempo que ayuda a ralentizar la aparición de algunos de los problemas físicos provocados por la esclerosis múltiple. Su mecanismo de acción ayuda a reducir el ataque del sistema inmune al sistema nervioso central.

“Gilenya es el primer fármaco oral que puede ralentizar la progresión de la discapacidad y reducir la frecuencia y severidad de los síntomas de la esclerosis múltiple” dijo el director de la División de Productos de Neurología del Centro de Evaluación e Investigación de Fármacos del FDA, Russell Katz.

Según indicó Katz en un comunicado este fármaco “ofrece a los pacientes una alternativa a las terapias inyectables disponibles en la actualidad”.

Gilenya pertenece a un grupo de nuevos fármacos que bloquean algunas células de la sangre en los ganglios linfáticos, reduciendo su migración hacia el cerebro y la médula espinal, que pueden ayudar a reducir la gravedad de la esclerosis múltiples.

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso central -el cerebro, la médula espinal y nervios ópticos.

Según la Sociedad Nacional de Esclerosis Múltiple, en Estados Unidos hay cerca de 400.000 a afectados por esta enfermedad y 2,1 millones de personas en todo el mundo.

El progreso, la gravedad y los síntomas específicos de la esclerosis múltiple son impredecibles y varían de una persona a otra.

Los síntomas pueden ser leves, como entumecimiento de las extremidades, o graves, con consecuencias como la parálisis total o la pérdida de la visión.

La FDA advierte que los pacientes que utilicen Gilenya deben ser vigilados por su médico ya que puede afectar al ritmo cardiaco y aumentar el riesgo de otras infecciones.

Asimismo, recomiendan una evaluación oftalmológica ya que se han detectado problemas oculares graves (edema macular) en pacientes que han tomado este fármaco.

Las reacciones adversas más frecuentes reportadas por los pacientes que han tomado Gilenya en los ensayos clínicos incluyen dolor de cabeza, gripe, diarrea, dolor de espalda, elevación de enzimas hepáticas y la tos.

Te puede interesar