Cerrar Mapa
PH web ilustración

2 de cada 3 pacientes que realizan quimioterapia sufren consecuencias en la piel que afectan su calidad de vida

Según un estudio realizado por La Roche-Posay, el 80% de las personas que están en tratamiento oncológico sufren efectos secundarios en la piel. Para enfrentar el cáncer, se atacan las células malignas, pero también las que son necesarias para el cuerpo y por consiguiente su piel. El tratamiento la debilita, pudiendo así, afectar la calidad de vida.
Los tratamientos oncológicos acarrean efectos secundarios que se ven reflejados en el cuerpo, en el pelo y en la piel. Estos tienen consecuencias que podrían afectar seriamente la calidad de vida de los pacientes durante ese periodo de tiempo.

La Roche-Posay, marca N° 1 recomendada por dermatólogos en todo el mundo lleva más de 25 años en la Argentina ofreciendo soluciones y siendo pionera en el estudio científico dermatológico, elaboró un informe que demostró que la mayoría de las personas que están en tratamiento oncológico sufren efectos secundarios en la piel.

Algunos de los efectos negativos que puede tener la piel durante un tratamiento son: sentirla áspera al tacto, tensa, descamada o sentir comezón, especialmente en las extremidades. Tanto es así que la profesora Brigitte Dréno, directora del Departamento de Dermatología Oncológica asegura que el cuidado cosmético diario es esencial para proteger la dermis de los tratamientos agresivos para el cáncer. En este sentido, es importante darle la mejor protección posible a la piel durante los tratamientos oncológicos, aplicando cantidades generosas de cremas, bálsamos hidratantes y productos para el cuidado de la piel adecuados para piel frágil y sensible.

Desde La Roche-Posay existe un gran compromiso por la salud de la piel y consideran que las personas no deberían estar definidas por sus tendencias a las alergias, al acné, el eczema o a las marcas. De esta forma, la marca trabaja tanto con dermatólogos como con médicos oncólogos para escuchar las necesidades de los pacientes que están en tratamiento, desarrollar productos y compartir su conocimiento con los profesionales de la salud.

En este sentido, los héroes de La Roche-Posay, para los daños que presentan este tipo de pacientes son: Lipikar Baume AP+M y Cicaplast Baume B5. El primero, es un producto líder en la ciencia del microbioma y está probado en 5 estudios clínicos específicos. Calma la piel de inmediato y reduce la picazón. Con su eficacia anti recaídas, espacia los brotes, nutre la piel y restaura la barrera cutánea.Está aprobado por asociaciones de eczema y fue testeado en pacientes que están atravesando tratamientos oncológicos. El segundo, es un producto multiuso que calma las irritaciones, repara y protege la función de barrera de la piel. Cicaplast ofrece una óptima recuperación epidérmica porque está enriquecido con ingredientes calmantes y reparadores como pantenol, manteca de karité, madecassoside y agua termal.

La marca líder en estudio dermatológico tiene como objetivo generar conciencia dándole voz a las 2 billones de personas de todo el mundo que tienen problemas en la piel. Y así, demostrar que la dermatología tiene el poder de cambiar vidas. En ese contexto, realizaron un ciclo de entrevistas testimoniales llamado “La Roche-Posay Talks” que cuenta la experiencia de distintas personas públicas que han sufrido algún problema en la piel. En este link podés ver la de Carmela Bustelo, influencer y fundadora de House of Cholas, que contó sobre su lucha contra el cáncer, los efectos que le generó en la piel y cómo los fue afrontando.