viernes 14 de junio de 2024
20.5 C
Buenos Aires

SALUD

Cómo evitar el sudor excesivo: causas y soluciones

Llega el verano y el aumento en la intensidad de la transpiración es muy habitual y una consulta frecuente por estos días, hecho que puede afectar severamente la calidad de vida de quienes la padecen, interfiriendo en sus actividades laborales, sociales y en su vida cotidiana. Con impacto negativo en la calidad de vida similar a las enferemdades crónicas, como psoriasis, artritis reumatoidea, e insuficiencia renal.

Es una patologia sumamente frecuente, que tiene una incidencia similar a la psoriasis, y la gran mayoria de los pacientes que consultan desconocen la existencia de tratamientos efectivos para la misma. 

La hiperhidrosis se define como la producción excesiva de sudor por encima de los requerimientos de la termorregulación y de las condiciones ambientales. Generalmente se produce como respuesta a un estímulo emocional o térmico, aunque también puede ser desencadenada por otros estímulos o espontáneamente.

Puede ser generalizada, cuando afecta a todo el cuerpo; o focal, cuando se limita a una zona corporal. La hiperhidrosis focal suele ser idiopática o primaria. La hiperhidrosis axilar es la localización más frecuente y puede coexistir con la hiperhidrosis palmo plantar, siendo la craneo facial la menos frecuente. Afecta a hombres y mujeres por igual y si bien su prevalencia es mayor entre los 25 y 64 años, la hiperhidrosis focal, principalmente la palmoplantar, suele comenzar en la infancia. 

La hiperhidrosis generalizada suele afectar al cuerpo entero y las causas secundarias se describen infecciones, alteraciones metabólicas, neurológicas, medicaciones entre otras . Existen diferentes opciones de tratamiento médico y quirúrgico para la hiperhidrosis, que se seleccionarán según la distribución y las preferencias del paciente. 

Las opciones terapéuticas no quirúrgicas para la hiperhidrosis localizada incluyen los antitranspirantes tópicos, la iontoforesis, la toxina botulínica, y la radiofrecuencia fraccionada. Los antitranspirantes tópicos de uso habitual contienen sales de aluminio en concentraciones variables. Son de aplicación diaria y sus efectos adversos más comunes consisten en dermatitis irritativa, sensación de quemazón y disestesias. 

La Iontoforesis es útil en el 81% de los pacientes con hiperhidrosis palmo-plantar. Los dispositivos emiten corriente a través de almohadillas de lana saturadas o bateas con agua separadas por una barrera no conductora ubicada directamente en el sitio a tratar, se pueden realizar en domicilio. Una de sus principales desventajas consiste en el tiempo que consume su aplicación. No debe utilizarse en mujeres embarazadas ni en portadores de marcapasos. Los eventos adversos son infrecuentes e incluyen eritema, quemazón y formación de ampollas. 

La Toxina Botulínica A fue aprobada en 2004 por la Food and Drug Administration para el tratamiento de la hiperhidrosis axilar. Se aplica en la zona afectada, a traves de agujas muy finas, la sesión es de 20 a 30 minutos,  y su efecto de duracion varia de 4 y 6 meses.

La Radiofrecuncia Fraccionada, penetra la epidermis (sin lesionarla) a través de microagujas y emiten dosis de alta energía en la dermis. Esto genera una elevada temperatura muy focalizada que destruye glándulas sudoríparas. Requiere en promedio 2 sesiones, una por mes, y su resulatados son a largo plazo .

La Simpatectomía Torácica Endoscópica video-asistida, representa un tratamiento exitoso definitivo para la hiperhidrosis severa palmar. La hiperhidrosis compensatoria es la complicación más frecuente y fastidiosa. Consiste en el aumento de la sudoración objetiva y subjetiva por debajo de las zonas tratadas (tronco, ingle y muslo). Puede afectar severamente del 10 al 40% de los pacientes que hacen su consulta. 

Te puede interesar