Cerrar Mapa

El derrame en el Golfo de México se extendió por 35 kilómetros

Según un nuevo estudio, la marea negra llegó a tener el tamaño de la ciudad de Manhattan. El crudo alcanzó unos 35 kilómetros de largo y 1,5 de ancho, hundido a un kilómetro de profundidad

Un informe de la Institución Oceanográfica Woods Hole, de Massachusetts, comprobó que en junio una gran mancha del tamaño de la isla de Manhattan, formada por agua y crudo combinados, se mantenía bajo la superficie del Golfo de México. Aún gran parte de ella permanece en el fondo del mar.

Esta es la primera investigación realizada por científicos independientes. Hasta ahora, todos los informes provenían de técnicos contratados por la Casa Blanca o por la petrolera BP, publicó el diario español El País.

Según los científicos, los 4,9 millones de barriles de petróleo que se vertieron al océano después del accidente en la plataforma Deepwater Horizon crearon una inmensa columna de crudo de 35 kilómetros de largo y 1,5 de ancho.

Además, la mancha no se ve ni se detecta en superficie porque “mucho de ese crudo ha emanado a 1,5 kilómetros de profundidad, en el lecho marino, y se mantiene presionado por las corrientes cálidas de superficie, y porque los químicos disolventes usados por BP han facilitado que el crudo se divida en pequeñas microgotas que tienden a sumergirse”, afirma el estudio.

"No sabemos por qué hay petróleo en el fondo marino cuando debería estar flotando en la superficie", dijo en conferencia de prensa un químico del equipo de Woods Hole, Christopher Reddy. "Lo único que sabemos es que sigue ahí", agregó.

Esto contradice el anuncio del gobierno del pasado 4 de agosto, que indicaba había desaparecido ya un 74% del crudo que emanó de la fisura. Los científicos del gobierno aseguraban que parte de él se había evaporado, otra parte había sido quemada o recogida, y una tercera porción se había disuelto y degradado en el agua.

de infobae