Cerrar Mapa
PH web ilustración

Mi hijo se hace pis en la cama: ¿Qué hago?

La enuresis, o también conocida como “incontinencia nocturna”, es la micción involuntaria de orina durante la noche en niños mayores de 5 años. Generalmente, los niños que sufren esta patología mojan la cama durante la noche o cuando duermen y orinan normalmente cuando están despiertos. Este es un problema que afecta al 16% de los chicos de 5 años, un 10% de los de 6 y un 7,5% de hasta 10 años.
¿Por qué sucede esto? 
Existen varios factores por los cuales un niño puede hacerse pis mientras esta durmiendo:
●Antecedentes familiares: si padres, hermanos u otros familiares cercanos sufrieron enuresis, es posible que el niño herede esta patología.
●Sueño profundo: la mayoría de los niños con enuresis tienen el sueño muy pesado es por esto que no se despiertan cuando su vejiga está llena.
●Vasopresina: durante el sueño, la hormona vasopresina se libera en el cuerpo y reduce la producción de orina. Si el niño todavía no produce suficiente vasopresina, puede producir más orina de la que puede contener la vejiga.

Es importante destacar que desde que nacemos la vejiga va madurando para luego poder mantenerse relajada mientras dormimos. Esto es un proceso que lleva su tiempo y es diferente para cada uno. 

¿Existen tratamientos para esta patología?

El tratamiento se debe hacer en conjunto entre los [email protected] y sus familias, ya que es esencial tener una rutina esquemática con los horarios. Muchos niños que no controlan los escapes de orina regularmente durante el día, se mojan durante la noche. Es por esto que se debe trabajar para cambiar los hábitos de evacuación durante el día para reducir el grado de escapes urinarios. Ante un caso de enuresis, hay 3 formas de acción:
●Observación: mantenerse atento al comportamiento del niño durante la noche y esperar que la patología se resuelva sola. Mientras tanto, las familias pueden utilizar protectores en el colchón para evitar que se moje.
●Tratamiento de conducta con alarma: que el paciente se despierte solo cuando siente la necesidad de ir al baño. La opción más accesible es utilizar una alarma para que el niño se despierte cada cierta cantidad de tiempo.
●Farmacológica: puede ser un tratamiento sobre la vejiga, específicamente para relajarla.

El Dr. Cristian Sager Urologo del servicio de Pediatría del Hospital Garrahan y Urólogo del Servicio de Urología Pediátrica de Centro Argentino de Urología, sostiene que la enuresis no es una enfermedad, sino un trastorno del sueño y un trastorno del despertar: “Generalmente, los pacientes que padecen esta patología no pueden despertarse para ir al baño porque tienen el sueño muy profundo; no tienen esa alarma de la sensación de vejiga completa. Por este motivo, se rebasa el pis de la vejiga una, dos, tres o cuatro veces por noche, generalmente durante el primer tercio de la noche”.

¿Cómo puedo diferenciar si se trata de un accidente o de enuresis?
Hasta los 5 años de edad es normal que el niño se haga pis en la cama. No obstante, si esto es recurrente, se puede consultar con el médico pediatra. A partir de los 7 años esta patología ya empieza a afectar la vida social del niñ@, debido a que puede comenzar a sentirse aislado y a perderse de diferentes actividades propias de la edad. En estos casos, ya se puede buscar una solución específica.

¿Esta patología puede persistir en la adolescencia?
A partir de los 14 años, la tasa de niños con micción involuntaria empieza a bajar y solo hay entre un 1 y 5 % de adolescentes que padecen de enuresis sobre el total. “Aproximadamente el 95% de los niños se cura antes de llegar a los 14 años. La franja etaria que más tratamos es entre los 7 y 11 años”, afirma el Dr. Sager.

Si bien esta problemática suele resolverse de forma positiva, puede traer consecuencias físicas y emocionales en el desarrollo de los niños: “la pérdida de la autoestima, dificultades sociales, problemas de sueño y otros problemas psicológicos son algunas de las consecuencias que tiene la enuresis en la vida de nuestros hijos. Es fundamental que la familia esté atenta a cualquier conducta irregular que se presente, y si esto sucede, es muy importante que la familia le brinde contención emocional al paciente”, sostiene el Dr. Cristian Sager.

En caso de identificar una falta de control constante, es necesario consultar con el médico pediatra de cabecera para comenzar un tratamiento lo más rápido posible y descartar cualquier otra patología que pueda superponerse a la enuresis.

En el Centro Argentino de Urología (CAU) contamos con un equipo de profesionales que pueden ayudar a todos aquellos padres que tengan dudas sobre esta y/o otras patologías urológicas que sufran sus hijos.  Nuestros pacientes pueden realizar todo el proceso de atención, desde consultas hasta intervenciones quirúrgicas de alta complejidad que no requieren internación en nuestro Centro de Atención ubicado en Recoleta. En los casos de pacientes que requieran intervenciones con internación, pueden ser tratados por nuestros profesionales en las Clínicas y Sanatorios que su sistema de salud recomiende.