Cerrar Mapa
http://www.isalud.edu.ar/

Coronavirus. Cambios en los hábitos educativos durante el confinamiento: ¿llegaron para quedarse?

Un informe de la Agencia We are Social expuso los cambios y tendencias que se han marcado a raíz de la crisis del coronavirus en relación al uso de las plataformas virtuales y  el social media en todo el mundo. 
En éste se destaca un significativo aumento en el uso de redes sociales en comparación con sus hábitos pre cuarentena. A su vez,  han aumentado la cantidad de usuarios de nuevas plataformas sociales como Zoom o Tik Tok como uso recreativo, o la descarga de videojuegos móviles en un porcentaje mayor en comparación con el año anterior. Aumentó también la cantidad de usuarios de internet y de teléfonos móviles, la cantidad de llamadas telefónicas y de compras online. El uso de nuevas o no tan nuevas tecnologías se insertó en casi la totalidad de las actividades recreativas, sociales y educativas de la mayoría de la población, pero  ¿qué pasa con aquellos que nunca tuvieron acceso a ellas o que no sabían cómo utilizarlas? Sobre este desafío que se presenta hoy en toda la comunidad educativa conversamos con Virginia Duch, Magíster en entornos virtuales de aprendizaje y Coordinadora del Dpto. de Educación a Distancia de la Universidad ISALUD

“Muchos colegas, aquellos que carecían de la experiencia que yo tenía en el mundo virtual, se sintieron como “empujados hacia el vacío”. Un vacío que los llevó primero a utilizar las herramientas conocidas: muchos empezaron a dar clases y comunicarse con sus estudiantes por grupos de WhatsApp, Facebook e Instagram. Luego encontraron la aplicación Zoom como una herramienta para reemplazar las clases presenciales. Sin embargo,  ésta en muchas ocasiones los decepcionó,  ya sea por las fallas en la conexión y la saturación de la banda ancha por ser usada al mismo tiempo por muchas personas o por cortarse a los 40 minutos y no alcanzarles el tiempo para dictar la totalidad de la clase. Finalmente, no les quedó otra que reinventarse como docentes, escribiendo sus clases, grabándose en video, usando herramientas que hasta el momento no usaban o ni siquiera conocían. Fue un gran desafío y muchos aún ahora se resisten”, detalló la docente.

Cabe destacar que actualmente existen un gran número de plataformas educativas virtuales disponibles como Moodle, Educativa, Google Classroom, Edmodo o Blackboard. En cualquiera de los casos, están dedicadas exclusivamente a la enseñanza, el aprendizaje y la investigación. Por lo tanto, se hace necesaria también la intervención del campus virtual universitario para que los profesores y alumnos puedan optimizar su tarea. Es por esto que, las distintas instituciones educativas, tienen el desafío de lograr entornos de enseñanza y aprendizaje efectivos a través de una interacción apropiada de estudiantes y profesores. Además, si bien los estudiantes traen consigo un conocimiento relacionado al uso de las tecnologías, necesitan  orientación para el empleo de estrategias de estudio y aprendizaje en el campus virtual universitario que difieren de las que habitualmente utilizan en la vida cotidiana. Esto puede generar aceptación y adaptación o rechazo y dificultad. Por eso, habrá quienes adopten esta nueva modalidad de estudio de acá a futuro y quienes requieran con urgencia volver a la modalidad presencial a la que estaban acostumbrados.

Sobre esta cuestión, Virginia Duch opinó: “Creo que el distanciamiento social ha provocado que mucha gente descubra potencialidades que no sabía que tenía, como poder dar clases o asistir a cursos y aprender en la modalidad virtual. No es más sencillo como muchos creen. Tener que diseñar y armar las clases virtuales demanda más tiempo ya que uno antes iba a la universidad con la clase plasmada en la cabeza y no tenía más que darla presencialmente. Aún así, seguramente muchas personas hoy por hoy decidan destinar tiempo en su casa armando las clases antes que seguir viajando muchas veces horas desde su hogar hasta su lugar de trabajo”.